Codigo de trabajo

Los árbitros deben ser ciudadanos salvadoreños, mayores de veinticinco años, que sepan leer y escribir, que se encuentren en el goce pleno de sus derechos civiles y políticos, y que no hayan sido condenados por delito.